Mis publicaciones

Titulo de la entrada Titulo de la entrada Titulo de la entrada Titulo de la entrada Titulo de la entrada Titulo de la entrada Titulo de la entrada Titulo de la entrada

domingo, 11 de octubre de 2015

Diario Be: ¿Hacer la compra o una odisea?



¿Por qué?
¿Por qué tengo la casa llena de bolsas del súper y luego, a la hora de la verdad, no llevo ninguna encima?
¿Por qué me toca pagar cinco, diez o los céntimos que sean (CADA VEZ) por algo que ya tengo? Y como necesito tres o cuatro bolsas cada vez, puedes imaginarte la cantidad que deambula por mi casa como fantasmas sin rumbo.
"Guárdate una en el bolso, idiota. O en el coche, ¿por qué no te las dejas en el maldito coche?".
Pues porque llego cargada como una mula y cuando termino de guardar la dichosa compra (empapada en sudor y de muy mala leche), de lo que menos me acuerdo es de dejar la puta bolsita en algún sitio a la vista para luego llevarla conmigo. Bastante tengo con acordarme de tomarme un Aquarius para reponer las sales minerales que he perdido cargando con semejante peso.
Y te preguntarás si mi compañera de piso, Natalia, no mueve el culo para echarme una mano. Verás, ella es más de productos ecológicos (y caros), así que un día tuve que plantarme y decirle que cada una se pagara su compra. Vale, igual soy una rata, pero a mí me la suda que mis lechugas estén llenas de pesticidas si luego voy a poder llegar a fin de mes. Pagar a medias esa locura iba a terminar provocando que me duchara con agua fría, y solo un par de veces por semana.


Hoy he ido a hacer la compra. Y no solo se me han olvidado las bolsas, no. ¿Qué me dices de la lista? Me paso un rato rebuscando por los armarios y la nevera a ver qué falta, me dedico a planificar una especie de menú semanal... todo esto para llevar un control, ahorrar y no sé qué mierdas más, según algunos consejos que he leído por ahí. ¿Y todo para qué? ¿Para llegar al parking del supermercado y descubrir que me he dejado la lista en el recibidor? Ahí, tan cerquita de la puerta, tan en mis narices que ni siquiera la he visto.
Así que una termina comprando a ojo y, en mi caso, a estómago. Eso es cuando llevas horas sin comer, como un buitre famélico, y entonces vas y te metes en el pasillo de la panadería (y de la bollería). No puedo evitarlo, ese olor a manteca recién horneada me llama como un canto de sirena. Y eso que entro convencida de que de esa sección solo voy a coger una barra de pan integral o cualquier otro tipo de producto que bien podría pasar por alpiste para pájaros.
Jamás, jamás... vayas a comprar con el estómago vacío. Lo que acabará vacío será tu bolsillo, ojo.


Que si la leche en este pasillo, el agua en este otro... eh, los yogures estaban en el de antes, ¿por qué no los he cogido en su momento? ¿Me quedan huevos? ¡Mierda, no he pesado los tomates! Lo congelado para el final, que la liamos... Y ese empeño por coger fruta a mansalva porque hay que comer cinco piezas al día, y luego termina ennegreciéndose mientras las moscas danzan a su alrededor. Y todo porque, seamos sinceros, unas estúpidas ciruelas no pueden competir con unos croissants de chocolate. Así es la vida, no la he inventado yo.

Y todo este caos sin tener niños, que no quiero ya ni pensar en la auténtica pesadilla que puede ser tener que lidiar con esos monstruitos mientras buscas las calorías del queso light.

Por último, ha llegado el momento caja. Ese ineludible instante en el que tienes que pagar, pero temes que la interminable espera te descongele los lenguados. Miras a un lado, luego a otro... se masca la tensión. Esa mujer que te mira de reojo porque ella ya ha encontrado la cola más corta y te advierte de que, si te adelantas, lo pagarás caro; esa otra que se hace pasar por tonta y se cuela delante de ti con todo el morro del mundo (las viejas marujas cara duras me sacan de quicio)... No creo que hubiera tantísima tensión ni en el lejano Oeste. Estas señoras diabólicas no tendrán revólveres, pero meten el codo sin ningún miramiento. Se salen con la suya, te guste o no. Porque si tienes la valentía de plantarles cara; o te montan un pollo, o te ponen ojos de cordero degollado, se hacen las ancianitas seniles, y se aseguran de que todo el mundo vea que serás una arpía insensible y egoísta si no dejas pasar a la pobre abuelita primero.
"A tomar viento, que pase la vieja urraca".

Así que si estás planeando ir a la compra, haz el favor de coger un par de bolsas, meterte la lista en el bolso... y respirar hondo. Vas a necesitar muchísima paciencia.

Y sino, siempre puedes pedirla por Internet y aceptar que las nuevas tecnologías están aquí para quedarse y hacernos la vida más fácil. "Adiós, marujas psicópatas".

18 comentarios:

  1. Me ha encantado el post, concuerdo con lo de las ancianas pero a mí me da igual, simplemente se tardaron y ya aparte muchas ya conocemos el carácter de esas diabólicas señoras... Yo terminando la lista la meto en mi cartera porque me gusta olvido de todo... Excelente post.
    Besos ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte, Sandra! Un besazo.

      Eliminar
  2. Genial post! Yo soy lo peor..llevo las bolsas en el maletero del coche y aún así me acuerdo siempre cuando ya estoy en la caja del supermercado pagando.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja esa es mi segunda versión de "olvidarme las bolsas". Hace poco me llené el maletero, pero se me volvieron a olvidar. Bueno, el primer paso está dado... Quizás en unos meses consiga meter alguna en el bolso.

      Gracias por comentar!!

      Eliminar
  3. ¡Hola! Muy buena entrada, de verdad que ocurre jajaja. Dichosas bolsas XD
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Kora!

      Y tanto, a mí me pasa a diario jajaja. Un beso y gracias!

      Eliminar
  4. Jajajajajajaja, muy buen post!!! :D
    La verdad es que es tal y como lo cuentas. Lo de las bolsas es un mundo aparte, yo las llevo muchas veces en el bolso y luego se me olvida!! O.o
    Y no te olvides de las señoras que van a pagar la compra con monedas!! Esas se tiran media hora contando para pagar :(
    Saludos y feliz fin de semana! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios, es verdad! Con monedas pequeñas que sacan de su monedero, una a una... ¿Y cuándo se pierden al contar? Mejor no haber cogido nada congelado, eh? jajajaja gracias por pasarte, Sandra! Un beso.

      Eliminar
  5. La verdad que una gran mayoría podemos sentirnos identificados con lo que aquí expones xD

    Ha sido divertido. No conocía tu espacio, me quedo por aquí.

    Un saludo y nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Paola ;)
      Te sigo yo también. Un beso!

      Eliminar
  6. ¡Holiiss!
    Me he reído un montón con tu post jajaja
    No sabes como te entiendo por dios santo, SIEMPRE SIEMPRE me dejo las malditas bolsas (y tengo para dar y regalar) en casa. SIEMPRE. de 20 veces que voy al supermercado, a lo mejor me acuerdo 1 vez de llevarlas. Conclusión, termino con mi casa llena de bolsas de las de 60 céntimos de esas fuertes, y de las de 2 y 10 céntimos. Que de esas tengo la "señora bolsa" donde guardo todas las bolsas. xD

    Y de las colas ya ni te cuento, bufff. ODIO las colas del supermercado, es más. Es que hoy mismo me ha llamado mi novio para ver si voy a comprar calabacín para hacer un puré. Pero, que pereza me da ir por favor. A parte que digo calabacín, pero al final me voy con dos bolsas de supermercado (que he tenido que comprar, claro está) llenitas hacia casa. xD

    ¿Y lo de pasar por el mismo pasillo mil veces porque no encuentro algo? osú chica, me agobio solo de pensaren la compra xD
    Un buen post sin duda jajaja
    Nos leemos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja Dios, no sabes lo identificada que me he sentido al leerte. Mi casa está llena de fantasmas en forma de bolsas, deambulan por ahí en los armarios, cajones, a veces incluso por el suelo. No sé qué pasa pero me persiguen.

      ¿Y lo de meter corriendo la compra en las bolsas para no hacer esperar a la gente? Lo paso mal, de verdad. Y encima hay que usar la lógica y poner lo que es duro debajo. Y soy igual que tú, voy a por un bote de tomate y me traigo dos bolsas de cinco kilos cada una.

      Joder, mañana tengo que ir a comprar. Tengo miedo.

      jajaja un besazo y gracias por pasarte!

      Eliminar
  7. Hello !
    Welcome. The "Directory Blogspot" it is not a spam, it's not a robot, it is a site like yours done by a person like you.
    The goal is to promote your blog in the world!
    I suggest you to publicize your blog by registering on the "international directory blogspot"
    The "directory" is 30 million visits, 199 countries of the world! and more than 22,500 blogs.
    In comments, please your URL. site name. and your Country
    Activity is only friendly
    Imperative to follow our blog to validate your registration
    come to add you to my followers by clicking on ''join this site''
    We hope that you will know our site with your friends.
    Thank you for your understanding
    I wish you an excellent day
    sincerely
    Chris
    http://world-directory-sweetmelody.blogspot.com/
    Thank you to follow my blog - it is greatly appreciated! O)
    We follow your blog, please follow us in return!
    All registrations will receive a corresponding degree at blog
    http://nsm08.casimages.com/img/2016/01/30//16013012091318874513934307.png
    +++++++++++
    ¡Hola!
    Bienvenido. El "Directorio de Blogspot" no es un correo no deseado, que no es un robot, es un sitio como el suyo hecho por una persona como tú.
    El objetivo es promocionar tu blog en el mundo!
    Sugiero dar a conocer tu blog mediante el registro en el "blogspot anuario internacional"
    El "directorio" es de 30 millones de visitas, 199 países del mundo! y más de 22.500 blogs.
    En los comentarios, por favor su dirección URL. nombre del sitio. y su País
    La actividad es única amigable
    Imperativo para seguir nuestro blog para validar su registro
    Esperamos que usted sabrá nuestro sitio con tus amigos.
    gracias por su comprension
    Les deseo un buen día
    sinceramente
    Chris
    http://world-directory-sweetmelody.blogspot.com/
    Gracias a seguir mi blog - que es muy apreciada! O)
    Seguimos tu blog, por favor siga a cambio!
    Todas las inscripciones recibirán un blog diploma correspondiente
    http://nsm08.casimages.com/img/2016/01/30//16013012091318874513934307.png

    ResponderEliminar
  8. Me encantó el post, muy divertido y cierto :P

    Besoooos ^^

    ResponderEliminar
  9. Divertidísimo! Pero a la vez muy cierto, me he identificado con algunos momentos de tu texto jajajaja la verdad es que me encanta cómo escribes, es sencillo y a la vez original. A mi también me pasa que hago la compra con hambre y al final peco comprando más de lo que iba a buscar... ¿Pero a quién no?

    Aquí tienes una nueva seguidora, espero que te pases también por mi blog y así podamos leernos de ahora en adelante.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte, Meg!

      Jajaja creo que a todo el mundo le pasa lo de ir a comprar con hambre y traerse medio supermercado. Encima los carros están trucados, es que todo juega en nuestra contra.

      Te sigo yo también! Nos leemos!!

      Eliminar
  10. jejeje, qué grande eres, nena!!! me he descojonao leyéndote, me encanta cómo has "crecido", lo bien que escribes, mi niña, te leía hasta la lista de la compra esa que te olvidas de coger siempre ;)
    Y ya he descubierto por qué antes no veía bien el blog, es que venía de twitter y em ha debido abrir una versión reducida de las de móvil o algo y después de comentar ya se ha puesto normal :D
    me encanta tu casita virtual ^^
    ¡mil besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, preciosa!! Me alegra que ya puedas verlo bien. La verdad es que esta casita se la debo en gran parte a Ash, que es una artista del diseño jaja. Eres más que bienvenida!! Gracias por todo💜

      Eliminar