Mis publicaciones

Titulo de la entrada Titulo de la entrada Titulo de la entrada Titulo de la entrada Titulo de la entrada Titulo de la entrada Titulo de la entrada

miércoles, 19 de octubre de 2016

¿Tiempo? ¿Qué coño es eso?

¡Hola, mundo blogger!


Cuánto tiempo, ¿no? Que estaba yo aquí, desempolvando esto, quitándole las telarañas al blog y tal... ¡Mierda, una araña! Disculpadme un momentillo...

(Un momentillo después)

...Pues eso, que he decidido pasar por aquí a dar señales de vida. Aunque, en realidad, es obvio que no estoy muerta porque intento pasarme bastante por las redes sociales. Pero... ¿qué me pasa con el blog? Al final, es de lo que más disfruto, pero lo que más tiempo requiere (you know), así que... por unas cosas o por otras, me veo viéndolo de lejos, ahí solito. A veces, lo saludo brevemente, así en plan... ¡Ey, sigues ahí! Él me odia en silencio, yo lo sé, pero no dice nada. Es buena gente.

Es posible que esta entrada sea lo más absurdo que haya escrito nunca. Ni siquiera sé por qué la estoy escribiendo... Tal vez porque necesito expresar en voz alta mi culpabilidad y mi incertidumbre. Por favor, ¿alguien me explica cómo se organiza el tiempo correctamente? Porque a mí las cuentas no me salen. También tiene que ver que ya estoy en plan anciana y por la noche no valgo un duro. ¿Sabéis esas personas que escriben en la tranquilidad de la noche? Yo no puedo, me duermo, la pereza es demasiado grande. Escritoras nocturnas, os admiro y envidio a partes iguales. 

Bueno, y ya que estoy, os cuento un poquito en qué ando metida. Ahora mismo estoy con el borrador de otra novela romántica, pero he parado un poco para recapitular, leer lo que llevo y centrarme otra vez. Espero acabarla en el plazo de un mes, máximo, porque cuando la acabe lo haga voy a desempolvar dos borradores con la intención de arreglarlos y mandarlos a algún concurso. Ya os iré contando más. ¿En qué andáis vos? ¿Cuáles son vuestros proyectos? Contadme cosas, si os apetece.

¡Por cierto! Pronto pondré en marcha un sorteo que me apetece mucho hacer desde hace meses. Lo avisaré aquí y en las redes, así que espero que participéis muchos. Seguro que sí, porque sois unas personas estupendas y maravillosas. Tan maravillosas, que seguís leyendo entradas absurdas como esta. (¿Me he pasado de pelota o qué?)


Bueno, y ahora os dejo porque, ¿cómo no? Tengo mil cosas que hacer (y mil libros que leer esperándome en el Kindle, pero ese es otro tema). Parezco el puñetero conejo de Alicia en el País de las Maravillas. Bajito, con gafas y siempre con prisas. 

¡Feliz miércoles!