Mis publicaciones

Titulo de la entrada Titulo de la entrada Titulo de la entrada Titulo de la entrada Titulo de la entrada Titulo de la entrada Titulo de la entrada

miércoles, 5 de noviembre de 2014

REVISTA ECOS DE LA DISTANCIA

No me puedo creer que aún no hubiera hecho esta entrada... después de tres números!!!

En parte es por mi dejadez con temas del blog (lo sé, no tengo remedio), y en parte también porque soy olvidadiza por naturaleza. 

Os cuento. Mi amiga Estefanía ha llevado su pasión por escribir un paso más allá y se ha atrevido a adentrarse en el fascinante mundo de las revistas literarias. Bueno, literaria y de todo, porque esta publicación no solo habla de libros.

Es una iniciativa chulísima, y el resultado es increíble. Libros, leyendas, arte, música, poesía, relatos, curiosidades... Ecos de la distancia ya era un espacio interesante a nivel bloguero, pero su revista no se queda atrás. 
Por cierto, quiero dar las gracias directamente por la parte que me toca, porque Estefanía me ha dado la oportunidad de participar con algún relato y, además... chan chan chan!! Nos ayuda a los autores noveles a darnos a conocer!!!
Mis dos novelas publicadas ya han aparecido en la sección correspondiente de la revista. (Mirsa, eres un amor y lo sabes).

Podéis descargar los tres números que llevan hasta ahora de forma gratuita en el blog de la autora que os pongo a continuación (y que os recomiendo también para que echéis un vistazo). El último es de Halloween y no tiene desperdicio! (Flipad con la portada).

¡Que la disfrutéis! ¡Y enhorabuena otra vez al equipo de Ecos! 

Revista Ecos de la distancia

lunes, 3 de noviembre de 2014

Resultado Concurso de Verano

Hace mucho que no hago una entrada, pero la resolución de un concurso en el foro de El rincón de tus libros siempre me da una buena excusa para hacerla.

En esta ocasión, el concurso se llevó a cabo en verano, y yo misma quedé segunda :)
Es un honor compartir podio con dos súper escritoras y amigas con las que llevo compartiendo muchas cosas desde hace tiempo.


1ºPosición: Un segundo amor en el metro (375geminis)
Un instante, una imagen, solo unos minutos... este relato es realista, tierno, nostálgico y muy dulce.
En el metro nadie te mira a los ojos, pero yo te he estado mirando durante mucho tiempo. No sé cuántas paradas llevamos ya, pero no me canso de mirarte. Y parece que tú también te alegras de verme. Si no, ¿por qué me sonreirías? ¿Por qué me mirarías de esa forma tan cariñosa, como antes?

Me gustaría sonreírte, pero sé que el que está a tu lado es tu novio. Vale, lo admito, parece que te trata bien y sé que te va más que bien. He escuchado que será en primavera, ¿verdad? Estarás preciosa vestida de blanco, lo sé. Seguramente ese día serás muy feliz. Me hubiera gustado ser yo el que esté a tu lado, esperando en el altar. Pero hay que afrontar la realidad, solo soy tu segundo, no sé hacerte feliz. Y tu amor es como un soldado, leal hasta morir.

El vagón frena ante una
nuevahttp://cdncache-a.akamaihd.net/items/it/img/arrow-10x10.png estación y ella se mueve de su sitio con él; parece que han llegado a su parada. Mi ángel no cesa de mirarme y justo cuando pasa por mi lado, susurra: Adiós. Su voz ha sonado triste, como si no hubiera querido decir aquella despedida. Su melena oscura me da la espalda y la veo bajar del tren. Recorre el andén con él, cogidos de la mano y, mientras les observo, el fulgor que ha encendido en mi corazón se mantiene latente.

Lo sé. Todo el mundo quiere una llama, pero nadie quiere quemarse.

2ºPosición: Asunto pendiente (Makena)
http://cdncache-a.akamaihd.net/items/it/img/arrow-10x10.png

Maldigo el día en que mi hermana decidió volver de entre los muertos para «echarme un cable». Recuerdo lo que me dijo entonces, y me pregunto de nuevo si el destino no se está cachondeando de mí.
—Tu vida es un desastre, Inés, ¿lo sabías? —me soltó, tan tranquila.
—¿Ah, sí? —me quejé yo—. Pues no me hagas hablar de la tuya.
Entrecerró los ojos para mirarme con rabia contenida y apretó los dientes.
—Eso es un golpe bajo, desagradecida.
Me reí con ironía.
—¿Y por qué tengo que darte las gracias exactamente?
—Porque aún me preocupo por ti, eres mi asunto pendiente.
Alcé las cejas, incrédula. Ni muerta podía dejar de ser tan dramática. Estaba segura de que si no había pasado ya al otro lado era porque los de allí arriba (o abajo) estaban alargando su llegada lo máximo posible. No me extrañaba; esta mujer pondría a prueba la paciencia del mismísimo Dios.
—¿Cómo es posible que mi vida amorosa sea tu asunto pendiente? Es ridículo.
—Precisamente, tu vida amorosa sí es ridícula, Inés. ¿A qué esperas?
—A que venga la médium; va a limpiar esta casa de seres indeseables.
—Eso no te librará de mí, créeme.


3ºPosición: Helia (Black Rose)
¿Qué puedo decir de Helia? Creo que es un relato increíble y apasionante que te envuelve desde el principio y te obliga a seguir leyendo. Espero firmemente que su autora no nos haga esperar mucho para saber cómo sigue.
―Celda doscientos trece. Procediendo a su apertura.
Lys abre los ojos despacio al escuchar el sonido. No sabía que ése fuera el
númerohttp://cdncache-a.akamaihd.net/items/it/img/arrow-10x10.png de su cubículo, pero su puerta se ha abierto. Dos hombres ataviados con una blanca armadura avanzan hacia el umbral y la miran.
―El día ha llegado ―su voz suena metálica tras el casco que le oculta el rostro.
No esperaba otra cosa. Una voz sombría para una noticia sombría. Se levanta sin oponer resistencia y se coloca entre ambos. Los pasillos del resto de la prisión son de un blanco tan impoluto como las paredes de su celda. Las puertas se abren cada vez que se acercan a ellas. Lys lo agradece. Es preferible un camino sin interrupciones para no pensar en el destino que le espera.
Llega hasta una habitación distinta. Una mesa está dispuesta a un lado, con un mantel blanco cubriéndola y tres jeringuillas encima. Una tabla vertical de vidrio le espera en el centro, donde debe ser atada. A su alrededor, distintas cristaleras permitirán al público ver el espectáculo. Los vigilantes le colocan las sujeciones en las muñecas y los tobillos. Lys deja que su mente vague entonces. No puede pensar en otra cosa que no sea Aiden. Ella no podía imaginar un mundo sin él, espera que él sí pueda imaginar un mundo sin ella.


Quiero dar las gracias por todas las votaciones que he recibido y los comentarios sobre mi relato, porque me cargan las pilas y me ayudan a seguir. Y, por supuesto, mi más ENHORABUENA a todas las compañeras con las que he participado!! Los relatos eran increíbles, y fue difícil dar los votos. Creo que todas merecían un triunfo.

¡Hasta el próximo concurso!